Publicada By  jpgarcia - docencia e investigación    

1) Ayer mi hija me comentaba lo siguiente. Tenían un examen previsto desde hace semanas para hoy miércoles. La semana que viene comienzan los finales y tienen 3 exámenes en 5 días. Unas compañeras que no habían estudiado fueron a la profesora y le pidieron que retrasara el examen de mañana miércoles hasta el siguiente lunes.  La profesora accedió. Y ahora tienen 4 exámenes en 5 días. Mi hija se quejaba de que le habían roto  los planes de estudio que tenía.

2) Ayer (sí también ayer) tuve una reunión con unos alumnos que le iban a poner un PISADO a un profesor. Había varios motivos. Uno de ellos era que había tardado 16 días en sacar las notas de un examen. Las normativas dicen  que hay que sacar las notas como mucho 15 días después. La normativa fija las fechas de los exámenes con casi un año de antelación. Así que el profesor tiene tiempo para planificarse. Lo que no dice la normativa es que el profesor deba poner exámenes de recuperación al margen de la planificación, porque él quiere, para hacerle un favor a los alumnos, que luego lo van a apuñalar. Los mismos alumnos que se quejan de que incumple la normativa al no publicar un día y una hora para el examen oral, porque les dice que le indiquen en un correo electrónico que día y hora prefieren.

3) El año pasado por estas fecha (no fue ayer) una alumna (sólo una en toda la historia) vino a mi despacho a quejarse de que un profesor ponía un examen tan fácil que daba igual estudiar que no para sacar más de un 8. Y que si aún así el examen te salía mal, bastaba con ir a la revisión y el profesor te mandaba un trabajito (que podías descargar de la web ya maquetado y todo) y te ponía más de un 9.

27 mayo, 2015