Las 10×3 funciones de excel que deben conocer los estudiantes de mis asignaturas

Recientemente leí una noticia que hablaba de las 10 funciones de excel que deben conocer los alumnos de Harvard.

Me sorprendió el nivel que exige Harvard a sus estudiante. El mío es diferente. Y por eso aquí está mi lista.
No explico como utilizarlas, mis alumnos ya deberían saber usar google para encontrar mejores ejemplos que los que yo pueda dar. Si alguien está interesado en que ilustre para qué utilizo algo de esto me lo dice y hago un vídeo.

Las primeras 5 son herramientas para jugar con números, las 2 siguientes para jugar con letras. Las 8 y 9 permiten buscar, la 10 es para saber donde estás. La 11 creo que solo la utilizo yo por sencilla, y la 12 tampoco es muy usada por complicada.

  1. SUMAPRODUCTO(). Sin saber utilizar esto no entres en clase. Nos pasamos el rato usándolo porque es evidentemente básico cuando te dedicas a la programación matemática. Excel ha extendido la funcionalidad de sumaproducto permitiendo incorporar operaciones y condicionales sobre las celdas en las que trabaja.
  2. CONTAR(), CONTARA(), CONTAR.SI(), CONTAR.SI.CONJUNTO(). Fundamental para saber qué tienes en un determinado rango.
  3. SUMAR.SI(), SUMAR.SI.CONJUNTO(). Conocer los totales en función de condiciones es una derivada natural. Con un poco más de sofisticación podrías llegar a hacer sumaproductos condicionadas.
  4. SUBTOTALES(). Casi todos sabemos como utilizar filtros, si a la herramienta filtro le incorporas el uso de SUBTOTALES() tu navegación para interpretar lo que hay será más fluida.
  5. MMULT(), TRANSPONER(), MDETERM() y otras que funcionan con vectores son un poco más difíciles de trabajar, lo que no quita que no sean relevantes. Si no sabes la diferencia entre el producto vectorial y el producto matricula mejor no sigas por ahí.
  6. HALLAR(), EXTRAER(), DERECHA(), e IZQUIERDA(). Funciones básicas para buscar dentro de cadenas de texto. Te ayudan a encontrar fragmentos de las cadenas y a extraerlos. Fundamentales cuando te dedicas a tratrar de interpretar datos de bases de datos que no has organizado tú mismo.
  7. TEXTO() y CONCATENAR(). Jugar con cadenas de caracteres exige poder concatenar unas cadenas con otras. Convertir valores númericos o fechas en caracteres, convenientemente formateados es una exigencia previa.
  8. BUSCAR() (con sus variantes BUSCARV(), BUSCARH() Recientemente Microsoft ha incorporado BUSCARX, que resuelve el problema de tener que escribir dos veces la misma columna o la misma fila.
  9. ÍNDICE y COINCIDIR puedes también hacer cosas similares.Son funciones fundamentales para buscar datos en tablas.
  10. FILA(), COLUMNA(). La propiocepción (Saber dónde estás respecto de ti mismo) permite hacer operaciones sin necesidad de añadir más filas o columnas a los datos.

Un bonus de una función muy sencilla que sólo pocos sabrán para qué utilizar

11. RESIDUO(). Es la función resto que aprendimos en 6º de EGB (primaria para los jóvenes). Te da el resto de la división de dos enteros. Imprescindible para poder hacer ciclos y controlarlos. Con ella puedo modelar sistemas de aprovisionamiento periódico. Y te puede servir para sumar las filas pares (o las múltiplos de 3), si lo combinas con suma producto.

Y un bonus sólo cuando controles todo lo anterior.

12. DESREF(). Atención, entrar en este territorio sólo para nivel Top. Es una función que permite hacer que los rangos sobre los que hacemos operaciones sean variables. Se trata de que el rango empiece en la celda que consideremos relevante y tenga el tamaño que consideramos interesante. SI no se usa con cuidado puede generar dolor de cabeza.

Mi experiencia con lo que en la UPV se ha llamado Docencia Híbrida

El curso pasado (Marzo-2020) tuve que impartir (de un día para otro) 4 asignaturas en formato online. Afortunadamente mis asignaturas (son de Máster) se parecen mucho entre sí. Así que pude testar en tiempo real cosas que funcionaban y no tanto, en un entorno donde todos estábamos en estado de shock (alumnos y profesores). La experiencia fue gratificante y agotadora. Tan gratificante como agotadora, a partes iguales.

Este año he tenido que sufrir lo que la UPV decidió llamar docencia híbrida. Que básicamente ha consistido en que los alumnos decidían si venían o no a clase en función de sus posibilidades/necesidades/limitaciones/miedos e inspiraciones. La UPV nos convirtió a todos de la noche a la mañana en productores y actores de un «live show». La experiencia ha sido agotadora y muy poco gratificante.

El formato online (retransmisión en vivo o en diferido) es un formato más o menos gratificante. El formato «live show» con público en las gradas que se ha esforzado por venir y público en el «éter» que no sabemos si está atendiendo o tendiendo es agotador y descorazonador.

A otros compañeros les parece que invade su intimidad o que les convierte en «show men and women» en lugar de en profesores.

A mí me ha agotado. Es horrible estar en clase tratando de atender a la tecnología al mismo tiempo que a las personas. Reventando los ritmos con preguntas al éter.

Y creo que a mi público también. A muchos alumnos les molesta haber hecho el esfuerzo de haber venido a clase y ver cómo el profesor dedica su tiempo a alguien que no está, ni se le espera.

En el «live show» dicen que al público le invitan a un bocata, nunca es el mismo y además va a ver a sus ídolos, y sobre todo sabe que va a ver «un programa de TV en directo».

No es el caso del alumno que va a clase. Y tampoco el del que se queda en casa.

Pero lo peor no es lo que sientan alumnos y profesores. Daría igual lo que siente si apre

Lo peor (desde mi punto de vista) es el «desenganche» de los alumnos en el estudio. Saber que tienes las clases «grabadas» y que las puedes ver «a doble velocidad» mientras te preparas un bocata permite aprovechar más el tiempo en lo que es realmente relevante.

El que ha hecho un curso online sabe lo fácil que es no seguir el ritmo de aprendizaje. Y eso que está el curso diseñado para atraparte. Desde mi punto de vista es un tema de hábitos pero también de herramientas que acaban desembocando en una falta de tensión.

Ir a clase exige «ponerse en camino», despejarse con el frío mañanero, pegarte unas risas con los alumnos, ritualizar la entrada a tiempo (o incluso la llegada con retraso), acompasar tiempos del grupo…

Todo eso en online se convierte en una pantalla compartida con el móvil o con el fortnite. Cierto que te permite escuchar la clase mientras te preparas la tostada o mientras conduces de vuelta al trabajo, pero dudo que permita «enganchar» al alumno igual.

Resumiendo aunque ciertamente me parezco a Berto Romero, estoy muy lejos de ser Andreu Buenafuente.

Sobre introducciones en TFM

Decía uno de mis directores de tesis que «uno puede escribir lo que quiera en la tesis, siempre que quede claro en la introducción».

La introducción es lo último que se debe escribir en un trabajo. Desafortunadamente es lo primero que el autor cree que debe escribir y por eso la mayor parte de las introducciones no son buenas.

Una introducción debe explicar el qué, el para qué, el cómo y el orden. En ocasiones también (si son breves) los antecedentes teóricos y prácticos.

ATENCION: La introducción es lo último que se escribe. ¡¡¡¡LO ÚLTIMO!!!. No la escribas hasta que no tengas el documento escrito.

Una introducción tiene al menos cuatro partes.

En la primera se explica él QUÉ, que es el objeto, el lugar dónde se pretende llegar. Eso es el objeto.

La segunda parte es el PARA QUÉ (la motivación) se quiere llegar ahí. Este es el sentido del apartado de motivación. En tu caso probablemente la motivación sea acabar la carrera, aprender algo, proponer unas mejoras en la empresa, dejar constancia documental de que estuviste por ahí.

La tercera parte es el CÓMO (la metodología) se ha llegado hasta el qué. Muchas veces se conoce la metodología al principio (se debe intuir pero no necesariamente se conoce).

La última parte el CUÁNDO. El documento no tiene porqué seguir el orden metodológico. Tanto si se conoce como si no un párrafo debe indicar la estructura del documento (o del capítulo introducido). Son párrafos que empiezan con un “El resto del capítulo se estructura como sigue”.

En ocasiones puede haber después del “cómo” y antes del “cuándo” unos antecedentes teóricos y unos antecedentes prácticos. Deben ser (si existen apartados muy cortos) y no deben ponerse si luego hay un capítulo dedicado a ellos.

Existen discrepancias entre la academia acerca de si los capítulos de TFM o Tesis han de tener introducción. A muchos profesores no les gusta que haya introducción, pero no les disgusta que haya un no-apartado introductorio. Algo que se escribe entre el título del capítulo y el primer epígrafe. A mí eso no me gusta. O hay o no hay. Y creo que debe haber.

Si un alumno no es capaz de escribir 4 párrafos diferentes indicando el qué, el para qué, el cómo y el cuando del capítulo, es que probablemente el capítulo carezca de sentido. Sentido en el sentido de razón de ser, y sentido en el sentido de orientación.

Ciertamente muchas veces al comenzar a escribir el alumno no sabe ni el qué, ni el para qué, ni el cómo… es por eso que la introducción ¡¡¡DEBE ESCRIBIRSE AL FINAL!!!!

El orden de exposición en el TFM/TFG

Mi recomendación general para hacer un TFM es que comiences a escribir haciendo una estructura (utiliza la vista esquema de word) y rellena.

No te preocupes mucho por el orden al principio. Acumula información, textos y gráficos (utiliza bien la herramienta títulos).

Y cuando ya parezca que está todo: dale orden.

El orden crea sentido (vease aquí un ejemplo https://www.larendija.es/un-discurso-y-el-contrario-una-reflexion-sobre-las-falsas-promesas-de-los-partidos-politicos/) y es lógico re-ordenar cuando se está a punto de acabar.

Ha sido en el proceso de escribir (no necesariamente del principio al final) cuando ha ido emergiendo el sentido de lo escrito.

Trata de mantener un orden lógico. El cronológico) es adecuado. Puedes plantear primero los problemas y luego las soluciones. Puedes ir del norte al sur (o al revés). Puedes ir de lo general a lo particular (más habitualmente que al revés). Pero en cualquier caso mantén el orden.

Pocas cosas hay peor que ir entrando y saliendo de las cuestiones, subiendo y bajando del nivel de zoom que le haces al problema, moviéndote de compras a ventas y luego a produccion y luego a información, y luego sobre el producto, y luego sobre los clientes…

No es importante hacerlo cuando empiezas a escribir. Sí es importante hacerlo cuando ya está casi todo escrito. En muchas ocasiones preparar la exposición final, ayuda a darse cuenta que estaba todo desordenado.

Y si has maquetado bien desde el principio (usa la vista esquema, usa los títulos…) no será tan dificil reordenar.

¿Quien paga el transporte del e-commerce en las zonas rurales?

Un artículo interesante en el pais: https://elpais.com/tecnologia/2020-07-04/cuando-el-envio-gratis-en-internet-sale-caro-quien-paga-lo-que-tu-te-ahorras.html

El artículo toca muchos temas que debieran ser desgranados con cuidado. Aquí traigo alguno.

  1. El transporte paquete a paquete cuesta dinero. Las empresas de Paquetería han abandonado el negocio del e-commerce (para no perder dinero y a sus buenos clientes)
  2. En las zonas urbanas el trabajo lo realizan los «autónomos precarizados» (que pagan pocos impuestos o ninguno) pero que «hacen uso» de las infraestructuras del estado -no solo del carril bici sino por ejemplo de la Sanidad si se caen de la bicicleta-
  3. En las zonas rurales lo hace Correos porque la ley obliga a dar el servicio -los envíos de Amazon llenan las sacas -ya nadie envía cartas- y los trabajadores de Correos tienen trabajo que realizar.

Una conclusión un poco traída por los pelos: los españoles  con tienda (también los de las zonas rurales) pagan impuestos  y financian a Amazon (directamente a través de Correos, o sufragando los gastos de Infraestructuras y Sanidad de los «no empleados» de delivery) para que destruya su negocio, porque los usuarios entendemos que comprar por internet es mucho mejor servicio y más barato.

¿Necesita Amazon que le subvencionen? Pues la verdad es que sí: Sin pagar prácticamente impuestos en Europa perdió  700 millones de euros. https://www.expansion.com/economia-digital/companias/2020/05/03/5eaeb648e5fdeac0118b45a1.html

La economía colaborativa, todo son ventajas.

 

Sobre defensas TFG/TFM

En breve comienzan para el mundo las defensas de trabajos fin de grado (TFG) y tesinas fin de master (TFM). En mi caso dirijo y evalúo TFGs y TFMs de gente de ingeniería

Para escribir estas recomendaciones personales utilizo el esquema que presento en https://www.youtube.com/watch?v=c0csn361_tg

La clave de la presentación no es el patrón de diapositivas del power point. La clave es la tríada público-objetivo.

Más adelante en este post hablo del powerpoint, pero es lo menos relevante. La clave es comenzar por definir:

  1. ¿Cuál es el público objetivo?: los profesores que evalúan; los padres o familiares; el profesor tutor. Padres/madres y tutor son prescindibles (excepto que los miembros del tribunal también son padres/madres y tutores, así que agradecen que se agradezca el esfuerzo de unos y otros)
  2. ¿Cuáles son los Objetivos del público?: los profesores tratan de adquirir información para poner nota, al mismo tiempo agradecen aprendiendo algo y no les gusta que subestimen su capacidad. Los padres y abuelos disfrutarán viendo al hijo pero eso no influye en la nota, el profesor no quiere que cometas errores y le dejes en ridículo delante de los compañeros.
  3. ¿Cuál es nuestro objetivo con el público?: que nos pongan la máxima nota en algunos casos, que no nos suspendan en otros casos. Tu objetivo se puede expresar así: quiero que al final de la presentación piensen que he trabajado mucho y he trabajado bien en el ámbito de los estudios que felizmente concluyo. 
  4. ¿Qué saben y qué creen saber? Es posible que se hayan leído el documento (sería lo razonable) pero también es posible que sólo hayan leído el título y el resumen. Es posible que sepan mucho del tema del que vas a hablar, o que no sepan nada.
  5. ¿Qué esperan y quien les ha dicho que esperen eso? El tribunal se lee el título, y generalmente ha visto otras presentaciones antes, a veces incluso se ha leído los documentos de todas las presentaciones de antes y después. Eso va a generar su marco mental. No es relevante para ti, pero es su marco mental.

Una vez le hemos dedicado tiempo a pensar en el público objetivo vamos a pensar en el trabajo. Porque se trata de hacer una presentación de defensa de un trabajo.

Lo ideal es plantearse la presentación antes de entregar el documento, pero ya sabemos cómo funcionan las cosas y que el error ya se ha cometido.

Todo lo que tenemos está ya escrito (incorporar cosas nuevas en la presentación, no escritas en el documento da la imagen de no haber trabajado mucho ni bien).

Entre lo que hay podemos distinguir entre:

  • Ideas y conceptos: aspectos genéricos, productos…
  • Resultados: en forma de valores, tablas, gráficos y procedimientos
  • cY mucho material susceptible de ser pegado en un powerpoint. Eso es lo que te llama la atención ahora. Pero anótalo mentalmente y no hagas nada con él

Harás bien en repasarlo y tener en la cabeza todo lo que tienes. Antes de comenzar a mezclarlo.

Ahora se trata de elegir el mensaje a transmitir.

En realidad a nadie le interesa mucho el contenido de tu trabajo. Ni siquiera a ti.

El mensaje a transmitir es uno y simple

«he trabajado mucho, he trabajado bien en el ámbito en el que se esperaba que lo hiciera»

¿Como transmitir la idea de que has trabajado mucho? Atiborrando de información pero dándole sentido sin regodearse en detalles que no aportan nada (y hacen perder el tiempo). Harás bien en no poner todo en la presentación pero sí dejar caer ideas del estilo «si tuviera más tiempo les contaría esto que es super interesante». Es buena idea hacer referencias cruzadas con el documento (para que se vea que estás defendiendo el trabajo y no tu «idea» del trabajo.

¿Cómo transmitir la idea de que has trabajado bien? Explicando muchas veces los objetivos, la metodología y los resultados (y la conexión entre ellos). Para un académico lo importante no es el resultado, lo importante es el método. Cuantas más veces hables del método seguido (que en la medida de lo posible no lo has inventado tú sino que está en los libros mejor. Si citas libros mejor que webs, si citas material asignaturas de la carrera cubres además la idea de haber trabajado en el ámbito correspondiente.

Sobre la Herramienta.

En la elección de la herramienta yo sería muy, muy conservador: PowerPoint. Se trata de no llamar mucho la atención. Cuanto menos llames la atención menos se notarán los errores y los defectillos.

Sobre el aspecto.

Sobre el aspecto yo sería muy cuadriculado: cuanto más cuadriculado mejor. Vas a ser ingeniero, cabeza cuadrada, alemán, estructurado, analítico… Cuadriculado, cuadricula.

Sobre el contenido

Los títulos de las slides que sean significativos.

Y las slides han de estar llenas de cosas. Muy lleno de cosas: cosas para la parte racional del cerebro (texto y números -estos últimos mejor en tablas-) y cosas para la parte emocional del cerebro (imágenes, gráficos, vídeos).

Tiene que haber cosas para dar formato y cosas para orientar al aburrido escuchante sobre por dónde vamos y cuanto queda.

Tiene que haber cosas para poder sacar anécdotas y cosas para que pregunten al final de la exposición.

Pero siempre han de ser cosas que estén en el documento (a ser posible citándolas) no cosas que demuestren que al documento le faltaba un hervor.

Recuerda que tu presentación es sobre el trabajo, no sobre el problema, no sobre la solución, es sobre el trabajo. Que has seguido un método, que has hecho más de lo que te han pedido, y que lo que has hecho lo has hecho mejor de lo que esperaban.

Si hay referencias a la teoría que se vea claro la fuente bibliográfica.

Sobre el tiempo

En general los tribunales dan tiempos marcados. Conócelos y cúmplelos. Si hablas más de lo previsto pensaremos que no te lo has preparado, lo cual nos ofenderá porque no te lo has tomado en serio. Si hablas menos de lo previsto pensaremos que no tenías nada que decirnos y por eso has acabado antes. ¿Como cuadrar el tiempo con lo nervioso que estaré?: una o dos slides deben servir como pista de aterrizaje. Un reloj es tu mejor aliado, que se vea, y que se vea que lo sigues. A nadie le molestará que te lo hayas preparado.

No pretendas ir más rápido que 50 segundos por slide. 1 minuto por slide transmite una adecuada sensación de «tengo mucho que contarte».

Ensaya lo que vas a decir en cada slide.

Sobre tu vestimenta y tu fondo de pantalla.

En cada lugar hay una etiqueta y unos códigos. Pero siempre, siempre, debes ir por encima de cualquier miembro del tribunal. Con tu vestimenta indicas como de excepcional es para tí la situación. Y sí, es una situación excepcional de celebración. Quítale la purpurina al traje que te pusiste en nochevieja, pero ponte el traje. No vaya a ser que piense que para tí es más importante la boda de tu prima que la entrega de tu TFG.

Sobre el principio y el final de tu exposición.

La entrada te la aprendes de memoria: «con el permiso del tribunal voy a proceder…». El final también. Y no, por favor, acabes con una slide con un gracias o unos aplausos o algo así, acaba con la primera slide. Es lo obvio. Y ponte a disposición del tribunal.

Si al principio del TFM presentas los objetivos asegurate de que al final muestras que los has alcanzado.

Sobre las preguntas y las respuestas.

Los profesores somos profesores: nos encanta que nos escuchen.

No nos gusta que nos interrumpan ni que nos lleven la contraria.

La humildad te hará más bien que la soberbia del que trata de demostrar que es el único poseedor de la verdad. Es posible que el profesor no sepa nada, pero sabe hacerte la pregunta que te mete en un lío y luego  el profesor es libre de ponerte la nota que quiera. Respeta la maiestas del profesor y él no tendrá que demostrar su autoritas y su potestas.

Agradece. El miembro del tribunal es tutor de otros trabajos, es padre o madre de otros alumnos. Cuando le agradeces a tus padres y a tus profesores le agradeces a él y a ella.

Harás bien en ser agradecido, que no has llegado hasta aquí sólo por méritos propios.

Covid19 y cuellos de botella

En la década de los 80, E. Goldratt publicó un libro («La Meta») que revolucionó la manera de entender la gestión de las operaciones, popularizando el concepto de Cuello de Botella. Goldratt siempre defendió que sus aportaciones pertenecían a un paradigma superior que denominó «Teoría de Restricciones».

Básicamente la teoría establece que si quieres mejorar el rendimiento del sistema debes identificar el cuello de botella y concentrar todo el esfuerzo en mejorar el rendimiento del mismo. Y proponía un mecanismo de 5 pasos para utilizar el concepto.

  1. Identificar el cuello de botella del sistema. En España hay 3 camas de hospital por cada 1000 pacientes y 1 cama de UCI por cada 10.000 pacientes. Es decir hay alrededor de 1 cama de UCI por cada 30 camas de hospital. Esos números son aceptables en situación normal, pero cuando el 10% de los pacientes hospitalizados requieren UCI durante un periodo prolongado de días el cuello de botella parece estar claramente en la UCI
  2. Gestionar adecuadamente el cuello de botella. A ello se dedicaron en cuerpo y alma nuestros médicos. Con decisiones muy difíciles y sin datos.
  3. Subordinar todo a la decisión anterior. No todas las decisiones se tomaron siguiendo este principio. Habilitar salas nuvas en el hospital sin tener en cuenta las UCI implica obligar a los médicos a tomar decisiones difíciles cuando un paciente requiera UCI y no haya disponibilidad de cama.
  4. Incrementar la capacidad del cuello de botella. Convertir quirófanos en UCIs. Sacar a pacientes de la UCI si se les puede dar un tratamiento similar en otras instalaciones. Conseguir respiradores para crear UCRIs. Derivar pacientes a otros hospitales.
  5. Volver al paso 1 para comprobar que el cuello de botella no cambió de sitio.

Según la teoría de restricciones invertir en cualquier cosa que no sea incrementar la capacidad del cuello de botella no mejora el rendimiento del sistema, y cualquier acción que reduzca el requerimiento de cuello de botella es oportuno.

Un ejemplo (puesto a posteriori de la pandemia):

Supongamos que 100 pacientes requieren atención médica y que pueden curarse en casa al cabo de 3 días. Parece lógico pedirles que se queden en casa. El sistema ahorra 300 días de hospital. (Además de que hospitalizar a pacientes que pueden curarse en casa no parece una política sanitaria lógica)

Supongamos que un 10% de esos pacientes empeora en casa y requiere 14 días de hospital por el retraso en el ingreso. El sistema sigue ahorrando 160 días de hospital así que la decisión era correcta desde el punto de vista de recursos.

Pero supongamos que 1 de cada 100 por razón del retraso en el ingreso empeora mucho y requiere UCI. Dado que la UCI es el recurso limitante da igual si sólo es 1%. El cuello de botella ha empeorado su situación. El ahorro anterior ha sido perfectamente inútil.

Como siempre todas las teorías hay que cogerlas con cuidado. Por ejemplo, cerrar las plantas de un hospital porque sabemos que no habrá capacidad en UCI no parece lógico, porque afortunadamente no todos los pacientes requieren UCI. Limitar el acceso al hospital a aquellos pacientes con más posibilidades de no necesitar UCI no parece humano.

Pero sí es lógico y humano derivar pacientes a hospitales que no tengan las UCIs saturadas por ejemplo porque allí la epidemia tuvo menos impacto, o porque la población que atienden tiene menos riesgo.

Quizá la pregunta es si compensa moverlos en autobús cuando aún están al principio de la enfermedad o en UCI móvil cuando están en situación crítica.

Mucho que aprender.

La reacción de la burocracia en situación de emergencia

Las burocracias se caracterizan por pretender tener las cosas bajo control y evitar la comisión de errores.

Vivimos en situación de emergencia. No es posible tener las cosas bajo control porque no tenemos una referencia contra la que comparar.

En un entorno hipervolátil es imposible NO cometer errores. Pero sólo de un error debieramos ser acusados y no excusados. Del error de no hacer nada.

En la situación en la que nos encontramos el único objetivo es sobrevivir.

Tiende el burócrata a creer que seguir los procedimientos que fueron diseñados para una situación de estabilidad permitirán sobrevivir.

Tiende el burócrata a creer que lo único que debe ser salvado es el papeleo que inventó para vivir (él y los suyos) en situación de estabilidad.

Tiende el burócrata a creer que cuanta más datos tenga mayor será el control que tiene sobre la situación. Tener datos no significa tener información. Los datos requieren contexto para ser información. Y el contexto ha volado por los aires.

Para sobrevivir en situación de alta volatilidad debemos aprender rápidamente en un entorno del que lo desconocemos casi todo.

Y para aprender en un entorno cambiante y desconocido la vida encontró  un modo hace eones:  prueba y error. Muchos cometerán errores, y alguien acertará. El que sobreviva habrá dado con el método.

Acumular datos con el ánimo de aprender en el nuevo entorno tiene sentido si los datos se comparten para que se digieran por los que prueban. No para que los acumulen quienes culpan de errores.

Y sí, cuando vuelva la normalidad, en nuestro sistema burocrático sobrevivirán los que han hecho del prevenir la comisión de errores su modo de vida.

Porque ya sabemos que cuando el caos vuelva a ser orden, ellos serán los únicos que no podrán ser acusados de nada, aunque debieran ser acusados de eso mismo: de la nada.

Porque nada hicieron para ayudar a los demás a sobrevivir.

Todos somos un poco héroes, y aquí va un poco de ayuda

Estas semanas de confinamiento nos están obligando a hacer cosas insospechadas. Por ejemplo tener que preparar docencia no-presencial en clases masivas.

Para los alumnos es un esfuerzo (lo sabemos los que somos padres).

Pero también está siendo para muchos profesores que se enfrentan a una situación que les pilla a pie cambiado. Muchos estamos dedicando horas interminables a resolver una situación para la que no estábamos preparados y lo hacemos con mucho esfuerzo (los profesores) y mucha comprensión (los alumnos).

Desde el grupo ROGLE hemos decidido ordenar y compartir el orden de material que durante años hemos estado preparando para nuestra actividad no presencial. Ojalá ayude a rebajar la carga sobrevenida de tantos compañeros en España y América.

La lista preliminar la teneis en https://docs.google.com/spreadsheets/d/1Amg8RQNuXQbLmi0up3gqGcBOmuVgDkdBXRlfgl7d60c/edit#gid=0

Iremos actualizando la ordenación en http://rogle.blogs.upv.es

Super orgulloso de un equipo que ha decidido perder unas horas para organizar el material.

Coronavirus y logística

Dos reflexiones rápidas que pueden ser interesantes para mis alumnos.

En las últimas horas se ha puesto de modo hablar de «flatten de curve». Básicamente consiste en, dando por supuesto que el coronavirus nos tocará a casi todo, reducir el pico para poder dar servicio. Lo que en clase denominamos «Heijunka»

https://www.msnbc.com/all-in/watch/what-happens-if-we-don-t-flatten-the-curve-of-coronavirus-in-the-u-s-80500805949

Por otro lado, dado el pánico a quedarnos sin papel higiénico es interesante este análisis sobre cómo funciona la distribución alimentaria y de productos básicos. Contiene números interesantes este análisis:

https://www.libremercado.com/2020-03-12/coronavirus-corralito-alimentario-red-supermercados-espana-tiendas-desabastecimiento-1276653797/?_ga=2.41501922.1969663805.1584011887-1881913805.1569941396